De 18 a 21 años.

Aumentar la edad para la compra de tabaco a los 21 años puede ayudar a reducir el consumo de tabaco entre los adolescentes y adultos jóvenes.

95%

Aproximadamente el 95% de los fumadores comenzaron a fumar antes de llegar a los 21 años.

12,300

Cada año en Texas, más de 12,300 menores se convierten en fumadores habituales.

Unas de las fuentes principales de donde los fumadores menores de edad obtienen productos de tabaco son familiares, amigos y desconocidos que son cercanos en edad.

En El Paso, cada año aproximadamente 2,331 jóvenes de 18 años de edad se convertirán en fumadores  si no se implementa la nueva ley Tabaco 21.

En promedio, los jóvenes estadounidenses intentan fumar por primera vez a los 13.7 años de edad.

En Texas, en el año 2017, el 7.4% de los estudiantes de secundaria se identificaban como fumadores. En el caso de los productos de vapeo electrónicos, el porcentaje en ese mismo año era del 16.8%.

En 2017, la Encuesta de Conductas de Riesgo en Jóvenes en Texas indicó que el 23.9% de los jóvenes de 16 a 17 años de edad que reportaron haber fumado en los últimos 30 días, ellos mismos obtuvieron los cigarrillos comprándolos en alguna tienda o gasolinera.

Para más datos e información haga clic aquí.

Tabaco 21, la nueva ley de Texas que regula la venta de tabaco e impone sanciones para los infractores, entra en vigor el 1º de septiembre del 2019.

A toda persona que aparente menos de 30 años se le exigirá que presente identificación oficial (anteriormente se requría a los que aparentaban ser menores de 27 años).

Toda persona menor de 21 años a que infrinja la ley al comprar o  intentar comprar cigarrillos tradicionales, cigarrillos electrónicos o productos de tabaco, será castigada con:

  • una multa no mayor a $100 dólares, y/o
  • una clase de concientización sobre el tabaco por órdenes del tribunal, y/u
  • horas de servicio social

Toda persona que proporcione intencionalmente cigarrillos tradicionales, cigarrillos electrónicos o productos de tabaco a un menor, será castigada con una multa de $500 dólares y clasificado como un delito menor de clase C.

Las personas naidas antes del 31 de agosto de 2001 están exentos de esta nueva ley.

Las personas menores de 21 años pero mayores de 18 con identificación militar estadounidense vigente (federal o estatal) pueden comprar productos de tabaco.

Se calcula que, gracias a la ley Tabaco 21, cada año aproximadamente 2,331 jóvenes paseños de 18 años de edad no se convertirán en fumadores.

El propósito de esta ley es evitar que el tabaco, incluyendo los cigarrillos electrónicos y dispositivos de vapeo, lleguen a manos de los jóvenes o a las escuelas. No se trata sólo de prevenir el consumo en las preparatorias, sino también en las secundarias.

La nicotina es una de las drogas más adictivas que existen.

La exposición a la nicotina durante la adolescencia puede tener efectos de larga duración, como el aumento de la impulsividad y los trastornos del estado de ánimo. También puede tener efectos a largo plazo en las partes del cerebro que son responsables de las adicciones, el aprendizaje y la memoria. Para aprender más acerca del consumo entre los jóvenes de, la nicotina y cómo dejar de fumar, haga clic aquí.

Con esta ley se pretende,  disminuir el consumo entre quienes no deberían estar usando nicotina. En un informe de la Academia Nacional de Medicina se menciona que al aumentar a 21 años la edad de compra de tabaco, las tasas de iniciación en el consumo de tabaco entre los jóvenes  15 a 17 años disminuyeron un 25% aproximadamente.

El consumo de cigarrillos entre los adolescentes y jóvenes adultos ha aumentado considerablemente en los últimos años. Más de una cuarta parte de los adolescentes y jóvenes adultos en los Estados Unidos ha probado alguna vez los cigarrillos electrónicos.

El cerebro es el órgano del cuerpo humano que más tarda en desarrollarse plenamente. El desarrollo del cerebro continúa hasta la mitad de la segunda década de vida. La exposición a la nicotina durante períodos importantes del desarrollo del cerebro, como la adolescencia, puede interrumpir el crecimiento de los circuitos cerebrales que controlan la atención, el aprendizaje y la susceptibilidad a las adicciones.

Si bien es cierto que los investigadores aún están intentando aprender más sobre cómo afectan la salud los cigarrillos electrónicos, ya existen pruebas suficientes para justificar los esfuerzos de prevención del el uso del cigarrillo electrónico en adolescentes y adultos jóvenes.

El Director General de Salud Pública de los Estados Unidos se refirió al uso de dispositivos de vapeo por parte de los jóvenes como una epidemia. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades han emitido varias declaraciones sobre los cigarrillos electrónicos, en ellas se menciona el peligro de explosiones de los dispositivos y posibles efectos negativos a la salud como convulsiones y enfermedades respiratorias.

Sabemos que la mayoría (casi el 80%) de los fumadores consumieron su primer cigarrillo antes de los 18 años de edad.

Es cierto que los niños y jóvenes todavía escuchan. Para aprender más sobre como hablar con sus hijos sobre los cigarrillos electrónicos, haga clic aquí

¿Sabías que los productos de vapeo, como los JUULs, en los que se utilizan líquidos, tienen altas concentraciones de nicotina? Consulta https://truthinitiative.org/.

Las sanciones a nivel estatal se aplican no sólo a la compra, sino también a el uso y a la posesión de productos de tabaco. Tal vez alguien te pueda comprar estos productos, pero si eres menor de 21 años y se te descubre usando productos de tabaco o teniéndolos en tu posesión, puedes ser sancionado por infringir la ley.

¿Quieres saber más sobre cómo participar en la lucha contra el tabaco? El programa Texas Say What te permite involucrarte en la formulación de políticas en el estado y en tu comunidad. Para más información, visita el portal  http://txsaywhat.com.

La ley entra en vigor el 1 de septiembre de 2019.

Todos los agentes policiacos acreditados en el estado de Texas pueden vigilar el cumplimiento de esta ley. Actualmente, el Sheriff del Condado de El Paso es quien lleva a cabo las verificaciones de cumplimiento de la ley en los comercios.

El Departamento de Salud de la Ciudad de El Paso y el Centro de Recursos de Prevención de Aliviane, Inc. imparten continuamente capacitación para los comerciantes.

Estamos trabajando con el Centro de Recursos de Prevención de Aliviane, Inc., para impartir capacitación sobre el consumo de tabaco a propietarios, gerentes y empleados de tiendas y comercios.

Para más información, llame al 915-730-3805.

La Oficina de el Control de Tabaco en el sitio de la Contraloría de Texas, tiene más información para los comerciantes de tabaco y dispositivo de vapeo. Para visita la página: Texas Comptroller

Tool-Kit

Informacion para comerciantes de tabaco

Campaign for Tobacco Free Kids. (2018, January). 21 Reasons to Raise the Tobacco Sale Age to 21 in Texas. Retrieved from Texas 21: www.texas21.org

Crosby, K. (2019). Prevention Teens from Using E-Cigarettes. Youth Tobacco Cessation: Science and Treatment Strategies (p. Slide 11). Washington, D.C.: Institute For Advanced Clinical Trials For Children.

Institute of Medicine. (2015). Public Health Implications of Raising the Minimum Age of Legal Access to Tobacco Products. Washington, D.C.: The National Academies Press.

Texas Health and Human Services, Texas Department of State Health Services. (2018, June 1). Texas Health Data. Retrieved from Texas Youth Risk Behavior Surveillance System, Year 2017: http://healthdata.dshs.texas.gov/CommunitySurveys/YRBS

Tobacco Twenty One. (2018). Reduce and Prevent Youth Smoking in El Paso Texas. Columbus: Preventing Tobacco Addiction Foundation.

truth initiative. (2017). Where we stand: Raising the tobacco age to 21. Washington, D.C.: truth initiative.

U.S. Department of Health and Human Services (HHS), Office of the Surgeon General. (2016). Facing Addiction in America: The Surgeon General’s Report on Alcohol, Drugs, and Health. Washington, DC: : HHS.

Wang, T. W. (2016). Harm Perceptions of Intermittent Tobacco Product Use Among U.S. Youth. Journal of Adolescent Health, 750-753.

Winickoff, J. P.-B. (2014, November). Retail Impact of Raising Tobacco Sales Age to 21 Years. American Journal of Public Health, 104(11). Retrieved January 1, 2019, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4202948/

¿Por qué es esta una estrategia eficaz? Los jóvenes que tienen amigos y familiares cercanos que pueden consumir legalmente tabaco, tienen más probabilidades de tener acceso a los productos de tabaco a través de estas personas. Aumentar la edad mínima para la compra de tabaco puede ayudar a reducir o eliminar el acceso en el entorno social de los jóvenes.

Key Partners:

CALL THE QUITLINE